Principales errores que puedes evitar al reformar tu casa

¿Qué nos dirías si te preguntamos cuáles son los errores más frecuentes al reformar una vivienda? ¿Lo supones o tendrías ciertas dudas?

Presupuestos, materiales, tiempos, dudas, imprevistos… Siempre que se plantea hacer reformas en una casa, hay una serie de fallos que son totalmente evitables si se planifica con tiempo la obra y se pone en manos de profesionales expertos.

Tanto si se trata de una reforma integral, como si solo es necesario arreglar alguna habitación, como la cocina o el baño, hay formas de asegurarse que sea un éxito. Y no suponga más complicaciones de las que ya implica.

La causa está en que quien se plantea realizar reformas en casa no siempre tiene en cuenta a priori algunos detalles que, después, resulta fácil solucionar. Y no solo porque supone invertir más dinero sino también más tiempo y dedicación. Y a eso se le suman los quebraderos de cabeza que, sin duda, trae consigo cualquier contratiempo cuando se está de obras en casa.

Una reforma debe ser algo motivador para quien la pone en marcha. Y no convertirse en una especie de película de terror interminable en la que se va de susto en susto y no se sabe qué será lo siguiente que sucederá.

Como queremos que cualquier cambio o mejora que realices en tu hogar sirva para hacerla más cómoda para los que vivís allí. Y, además sirva para revalorizar la propiedad, te proponemos no perder de vista estas 3 sugerencias que vamos a compartir hoy. Seguro que te serán útiles cuando llegue el momento de reformar tu vivienda.

Los errores más frecuentes al reformar una vivienda

No planificar el proyecto antes de iniciar la obra

Si un proyecto de reforma no se plantea bien antes de su inicio ten por seguro que tienes todas las papeletas para que no salga según lo esperado. Porque si no sabes bien lo que quieres y no se plasma en el proyecto, difícilmente podrá cumplir con las expectativas creadas. Irás cambiando de opinión cuando los trabajos ya se hayan iniciado. Y, eso, supone una demora en las obras y el consiguiente aumento en los costes.

Por ejemplo, asegúrate de tener unos planos dibujados a escala con todos los detalles tanto del estado actual de tu vivienda como de cómo va a quedar una vez la hayas reformado.

Y, no lo dudes: la inmensa mayoría de los errores que se cometen en cualquier reforma ocurren antes de que empiece y tienen su origen en una mala planificación. Evítalo y saldrás ganando en todos los sentidos.

Escoger una empresa de reforma solo por precio y sin garantías

Se trata de un error tan habitual que son muchas las empresas que se aprovechan de ello. ¿Cómo? Por ejemplo, facilitando presupuestos «estimados» de importes muy bajos a los que, después, hay que ir añadiéndole todo tipo de sobrecostes a lo largo de la obra. O bien, optan por materiales de dudosa calidad que, a la larga, solo te supondrá tener que sustituirlos por unos adecuados.

Asegúrate de escoger la empresa que más confianza te ofrezca tras comprobar sus referencias, comentarios de otros clientes y ver el resultado de anteriores obras que hayan llevado a cabo. Y firma siempre un contrato en el que se detalle bien el trabajo a realizar, los tiempos de obra y el presupuesto cerrado para realizarla. Solo así tendrás todas las garantías.

Ahorrar en los detalles verdaderamente importantes

Sin duda, el gran fallo de quien realiza una reforma es centrarse solo en aquello «que se ve» y dejar a un lado aspectos menos visibles pero super necesarios. Y que, como podrás comprobar con el tiempo, son los que realmente dan valor a la inversión realizada.

Una instalación eléctrica moderna y segura, una caldera eficiente, unas tuberías sin fugas, y unas puertas y ventanas de aislamiento térmico y acústico son los 4 imprescindibles que no puedes dejar atrás en una buena reforma.

Piensa en lo mucho que te ahorrarás teniendo estos detalles en cuenta. Por ejemplo, unas ventanas de eficiencia energética de PVC sistema VEKA pueden suponer un ahorro de hasta el 74% en la facturas de luz. Lo que supondrá que la inversión que realices en este tipo de ventanas se verá rentabilizada en poco tiempo y te durarán muchos años en perfecto estado.

Consúltanos si tienes cualquier duda acerca de cómo sustituir tus actuales ventanas por unas que te aislen de frío, del calor y del ruido exterior. Nuestro equipo de dará las diferentes opciones disponibles.

Compartir:

MÁS NOTICIAS

Relacionadas

Categorías

Consejos y sugerencias
Hogar
Materiales y productos

Síguenos

40% de SUBVENCIÓN
en tus ventanas

Benefíciate de la ayudas europeas y cambia tus ventanas por unas de eficiencia energética. Opten el 40% de subvención de los Fondos Next Generation